Los Templeton: “Somos una banda tan numerosa y poliédrica que, al final, lo único que cuenta es que todos seamos felices con el resultado”

Esto que tenemos aquí es un hito. Espero que nos superemos en un futuro, pero hoy por hoy esta es la banda más importante (sin desmerecer a los demás) que ha pasado por este blog. Quizás es porque somos fans acérrimos desde el momento en que los escuchamos  o porque se han tomado la molestia de escribirnos a pesar del lío de la preparación del disco nuevo, pero estamos muy felices de publicar esto. Os dejo con la entrevista. Responde Álvaro.

Bueno, ante todo, queremos saber como es el nuevo disco. Entre el primero y el segundo se nota un cambio, en el primero erais más clásicos, guitarras y batería y el segundo más pop, con arreglos de violín y teclados. Por el hecho de que el segundo es autopublicado. ¿Sonáis más a vosotros mismos (o a como queréis sonar) en el segundo que en el primero?

Sonar a nosotros mismos es una quimera que seguimos persiguiendo. Nos gusta pensar que el cruce entre los senderos musicales de cada uno de los miembros es precisamente nuestro sonido.  Hay veces que el cruce está más señalizado y otras que no hay un mísero ceda el paso. Somos una banda tan numerosa y poliédrica que, al final, lo único que cuenta es que todos seamos felices con el resultado. Es la única guía que hemos tomado en nuestros dos discos anteriores y en el que viene.

Sobre este te puedo avanzar que hay nuevas vías en ese cruce. Notaréis, de nuevo, un cambio pero hay muchas constantes que siguen ahí: el afán melódico,  seguimos trabajando mucho los arreglos y las armonías de guitarras, los sintetizadores, la obsesión por los pequeños arreglos aquí y allá… en cuanto a novedades podría decirse, sin duda, que una de las claves del disco es que hay nuevos ritmos,  algunos definitivamente bailables.  O el tratamiento de la voz, más en el centro y con menos coros. Hay cuerdas pero van por otros derroteros menos sinfónicos que en El Murmullo. Es más psicodélico, más oscuro y tiene un carácter más cercano a  los 70-80´s que los discos anteriores. También juega a menudo con elementos del pastiche o de los lugares comunes tratando de meterlos en nuestro modo de ver las cosas.

¿Qué metas os habéis marcado para este nuevo disco, hay una evolución creativa como en los anteriores? ¿Y en el futuro?

detalle_1356

La meta era hacerlo rápido y con pocos elementos. Queríamos ver qué éramos capaces de hacer en un periodo de tiempo corto, al contrario que los discos anteriores cuya composición se alargo años, especialmente Exposición Universal. Hemos pretendido grabar sólo lo que pudiéramos tocar los siete, pero al final nos hemos dejado llevar un poco por el estudio y por los arreglos que se le iban ocurriendo a Paco o a nosotros. La sensación con este nuevo disco es que somos mucha gente tocando poco…lo cual lleva a una densidad similar a los anteriores en los que éramos menos gente tocando mucho, pero el camino es diferente. En resumen,  hemos conseguido satisfacer los presupuestos que llevábamos a medias pero el resultado nos encanta. El futuro es una incognita, naturalmente.

¿Qué os gustaría hacer musicalmente pero todavía no se os ha presentado la ocasión, como por ejemplo tocar en el Wembley Arena o colaborar con Pete Townshend?

Creo que lo que más nos apetece que aún no hayamos hecho es ir a Iberoamérica. Luego, cada uno tendremos nuestros sueños, como es natural. Si tengo que hablar por mí diría que no proyecto mucho más allá de tocar en sitios chulos y conocer a artistas a los que admiro…por suerte, eso se va cumpliendo.

Habéis fichado por Sones. ¿Cómo os han convencido para fichar por ellos? En otras entrevistas habéis dicho que esperábais encontrar a alguien que confiara en Templeton. Viendo lo bien que os ha ido con la autoedición, deben de haber sido muy convincentes.

Pues esa confianza que mencionas es la clave. Tomamos el camino de la auto edición porque teníamos la sensación de estar en un punto en el que solo nosotros teníamos fe en la banda… o eso nos parecía. Las maquetas de El Murmullo anduvieron rondando por diversos sitios y debe de ser que eran muy malas porque nadie se interesó en firme. Pero la auto edición es engorrosa y se comenten muchos errores…por suerte no cometimos demasiados. Así que teníamos muy claro que si alguien nos entraba del modo correcto lo íbamos a valorar. Además, una discográfica llega a sitios a los que tú no llegas y eso también hay que tenerlo en cuenta. De Sones nos gustaba su catálogo, los artistas que tenían y cómo hacían las cosas. Su interés por nosotros nos pareció genuino y desde que estamos en el sello nos hemos sentido arropados y valorados, así que miel sobre hojuelas.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación? ¿Habéis vuelto a apostar por el formato analógico?

Grabamos en analógico y editamos en digital, lo mejor de ambos mundos. El curro de Paco ha sido clave. Llegamos con un puñado de canciones bastante enfiladas y otras nada en absoluto. Paco ha cogido el timón muchas veces, ha hecho y desecho y ha creado el ambiente para que Templetonnosotros también le echáramos imaginación. Por suerte, tenemos una gran sintonía con él, tanto personal como musical y ha estado guiándonos y poniendo paz en nuestra habitual discusión cuasi-continua. Es tan buen psicólogo como productor… que ya es decir. En cuanto a nosotros, desde mi punto de vista, la sensación de la grabación ha sido de pim-pam-pum, de velocidad en el volcado de ideas y ejecución, generalmente. Lo cual contrasta con lo plácido de la estancia en sí, básicamente hemos ido de la cama a la mesa y al sofá con pequeños viajes a la pista de basket a echar las flemas.

¿A qué temen Templeton de verdad? Me valen fobias, manías o inseguridades, de hecho, mejor, a la gente le gusta la carnaza.

No puedo hablar por el resto del grupo en una materia tan íntima pero, yo que sé, supongo que, como banda, le tenemos miedo a disgregarnos, a perder la ilusión o las ganas de estar juntos, que es el único motor que tenemos. Yo personalmente le tengo bastante miedo a la enfermedad y a los fenómenos paranormales, sean del tipo que sean… aunque me fascinen y ocupen mi pensamiento la mayor parte del tiempo.

¿Hay algún plan para editar las canciones de Hora de aventuras? Sería un puntazo, porque a no ser que tengas los DVDs o te las bajes de internet los capítulos no hay forma de conseguirlos. Seguro que muchos padres (y yo) lo comprarían.

Pues supongo que acabaremos haciéndolo más tarde o más temprano. Desde luego, es algo que ya se ha puesto sobre la mesa. El cómo, el qué y el cuándo es un misterio aún.

A la música la faltaría algo sin el sonido de…

¿A la nuestra? ¿O a la música en general? A la nuestra, sin el sonido de latas de cerveza abriéndose. A la música en general, pues también.

Ya sé que la época dorada de ABBA, France Gall o Sandie Shaw ya pasó pero… ¿Tocaríais en Eurovisión si se os presentara la ocasión? ¿Y de un reality tipo la voz o basura similar?

Definitivamente no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s