Quien mejor puede conocerte, es un Mono del Artico

Es un día ventosos y oscuro, muy atípico de la estación en la que nos encontramos, Veratoño, ademas es Lunes, quizás el mejor decorado ambiental posible para este día.

Todas mis tareas o ritual de obligaciones diario estaban hechas. Salir arrastrando me de la cama y mantener esa condición de sigilo hasta el salón, ponerme un café, agachas, sin que me puedan ver los vecinos por la ventana de la cocina, que da al patio interior del edificio, y por ultimo, sentarme en el balcón a terminarme el café, mientras limpio mi rifle francotirador, mirando a los trasuntes pasar y riéndome a carcajadas, en tono tan alto, que el eco resultante se escucharía en varias calles a la redonda. Y con este panorama, ¡¿os podéis creer que ha nadie le preocupo?!, ¡no se presento la policía en mi casa en todo el día!, !ni por quejas de los vecinos¡, teniendo en cuenta que esto lo hice con un traje de Tinky Winky. Esto con el “Diario de Patricia” no pasaba.1386278247_Arctic-Monkeys

Lo que Patricia hacia, y fuentes fidedignas lo aseguran, para aguantar su jornada laboral era escuchar a los Arctic Monkeys, y su álbum Whatever People Say I´m, That I´m not. Un grupo y un álbum con fuerza y motivación suficientes como para eso y mucho más. Si tenéis dudas sobre esto ultimo, lo entiendo, Tinky Winky era el que menos confianza inspiraba de los Teletubbies, por eso aquí os dejo mis razones.

El album abre con The View From The Afthernoon, con ritmo rápido y energía, para que despiertes y le plantes cara a lo que viene, que es I Bet You Look Good On The Dancefloor con la que tendrás que mantener el tipo hasta el ultimo minuto. Con comienzos como estos, calientan muchos deportistas de elite. En Fakes Tales Of San Francisco, te baja un poco el ritmo, para que cojas alientos y disfrutes mientras lo haces, ¡pero no te acomodes! porque Dancing Shoes tendrás otro sprint y aguanta así hasta Riot Van, donde nos relajaremos con ese tono melancolico y evocador que no hará pensar que, estar tirado en el sofá de nuestra casa, tampoco es mala idea.

El album sigue con ese patrón de no dejarte demasiado tiempo “apalancado”, algo que se agradece hasta el final. En el mismo tenemos From The Ritz On The Rubble, que disfrutaras porque mantiene el ritmo subido del disco, pero preparándote para darlo todo, ya que se acerca el broche final de la canción y del album. EL cual lo ponen con A certain Romance, donde acabaras enamorándote, en cierta manera, de esos sonidos tan armoniosos y que, inevitablemente te guiaran al final del album, un poco exhausto pero con fuerzas para todo el día.

Ya dije que este album venia con fuerza y con motivaciones para levantarte de cualquier sitio, afrontar lo que te venga. Prueba de ello es que el “Diario de Patricia” duro casi ¡10 años!, hay que tener fuerza y motivación para eso, ¿no crees?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s