Archivo de la etiqueta: destacado

Quien mejor puede conocerte, es un Mono del Artico

Es un día ventosos y oscuro, muy atípico de la estación en la que nos encontramos, Veratoño, ademas es Lunes, quizás el mejor decorado ambiental posible para este día.

Todas mis tareas o ritual de obligaciones diario estaban hechas. Salir arrastrando me de la cama y mantener esa condición de sigilo hasta el salón, ponerme un café, agachas, sin que me puedan ver los vecinos por la ventana de la cocina, que da al patio interior del edificio, y por ultimo, sentarme en el balcón a terminarme el café, mientras limpio mi rifle francotirador, mirando a los trasuntes pasar y riéndome a carcajadas, en tono tan alto, que el eco resultante se escucharía en varias calles a la redonda. Y con este panorama, ¡¿os podéis creer que ha nadie le preocupo?!, ¡no se presento la policía en mi casa en todo el día!, !ni por quejas de los vecinos¡, teniendo en cuenta que esto lo hice con un traje de Tinky Winky. Esto con el “Diario de Patricia” no pasaba.1386278247_Arctic-Monkeys

Lo que Patricia hacia, y fuentes fidedignas lo aseguran, para aguantar su jornada laboral era escuchar a los Arctic Monkeys, y su álbum Whatever People Say I´m, That I´m not. Un grupo y un álbum con fuerza y motivación suficientes como para eso y mucho más. Si tenéis dudas sobre esto ultimo, lo entiendo, Tinky Winky era el que menos confianza inspiraba de los Teletubbies, por eso aquí os dejo mis razones.

El album abre con The View From The Afthernoon, con ritmo rápido y energía, para que despiertes y le plantes cara a lo que viene, que es I Bet You Look Good On The Dancefloor con la que tendrás que mantener el tipo hasta el ultimo minuto. Con comienzos como estos, calientan muchos deportistas de elite. En Fakes Tales Of San Francisco, te baja un poco el ritmo, para que cojas alientos y disfrutes mientras lo haces, ¡pero no te acomodes! porque Dancing Shoes tendrás otro sprint y aguanta así hasta Riot Van, donde nos relajaremos con ese tono melancolico y evocador que no hará pensar que, estar tirado en el sofá de nuestra casa, tampoco es mala idea.

El album sigue con ese patrón de no dejarte demasiado tiempo “apalancado”, algo que se agradece hasta el final. En el mismo tenemos From The Ritz On The Rubble, que disfrutaras porque mantiene el ritmo subido del disco, pero preparándote para darlo todo, ya que se acerca el broche final de la canción y del album. EL cual lo ponen con A certain Romance, donde acabaras enamorándote, en cierta manera, de esos sonidos tan armoniosos y que, inevitablemente te guiaran al final del album, un poco exhausto pero con fuerzas para todo el día.

Ya dije que este album venia con fuerza y con motivaciones para levantarte de cualquier sitio, afrontar lo que te venga. Prueba de ello es que el “Diario de Patricia” duro casi ¡10 años!, hay que tener fuerza y motivación para eso, ¿no crees?.

CREES CONOCERTE HASTA QUE LAURA MARLING TE TOCA LA MORAL

     En más de una ocasión, me he parado a pensar qué banda sonora seria la que representara mejor mi vida. No he tenido momentos heroicos, así que para esos no hace falta, aunque…en una ocasión salve a un gatito que no se atrevía a bajar de un taburete, entonces en esa escena sonaría “He´s A Pirate” de Piratas del Caribe. Para cualquier momento divertido, sería perfecta la música de “Benny Hill” de The Edwin Davids Jazz Band y para los momentos tristes, alguna de Alex Ubago, que ese chaval sabe reflejar la miseria como nadie. Pero para una vida que haya sido significativa o, al menos, de una persona que haya vivido tanto, dificultades como alegrías, seria idóneo utilizar, siempre con los permisos pertinentes, el álbum “Alas I Cannot Swim” de Laura Marling.

Una artista que hará que reflexiones sobre ti mismo, con unas melodías profundas y reveladoras. Si…,ya…, seguro que después de leer esto, mas de uno pensara que he vuelto a escribir mientras estoy en el baño, pues continuad leyendo y descubriréis que, lo mismo, teníais razón. Lo dudo horrores.

     El álbum abre con “Ghosts”, un tema que si lo escuchas de fondo, como yo lo descubrí, no le darás la menor importancia, hasta que llegué a su recta final, es entonces cuando levanta el vuelo y con él, una sensación embriagadora que te recorre como si una pequeña descarga eléctrica, pero a la vez agradable, se tratase. Al terminar el tema, sabrás que este álbum esconde mucho más.

     Con “Old Stone”, nuestra querida Laura, pretende quedarse conmigo y hacerme reflexionar sobre que cualquier tema que me preocupe e intrigue, a la vez que me tiene relajado y atento a cada nota que emite. Después de este, “Tap At My Window” removió todos mis “adentros” de tal forma que, no recordaba haberme sentido así, reconfortado, alguna vez.

     Mientras seguía reflexionando, encontré un ritmo mas animado en “You´re No God”, con el que no pude evitar moverme sin moverme del sitio, lo mismo me ocurrió con “Cross Your Fingers”, pero sin dejar de trastocar mi mundo mientras tanto. Llegando al final del álbum esta “Shine” que, quizás sea el tema con mas sentimiento, donde la voz de esta inolvidable artista me tiene encantado y enamorado a partes iguales, como también flotando en una nube de la que no merece la pena bajarse.

     Aunque hable de sus temas por separado, los mismo tienen un orden, el cual es único, no existe otra combinación que no sea la original del álbum, porque así garantiza tu bienestar físico y mental.

Fotografia del Periodico The Guaridian
Fotografia del Periodico The Guaridian

     Laura Marling, te descubre una parte de ti, que seguro tendría atrofiada y de no ser así, te hará mejorarla, porque así es ella, reconstituyente como nada y nadie podría serlo. Una experiencia más reveladora y profunda que las que viven los mineros en el Klondike.

NO ME OLVIDES PORQUE AÚN NO ME HAS OÍDO: FORGOTIFY

No es fácil reconocer que pasarás por el planeta Tierra sin pena ni gloria y que, a no ser que seas un Michael Jackson, John Lennon o un gran artista, apenas te recordarán salvo tus seres queridos.

Tampoco es fácil intentar dar un pasito al frente para ser recordado por alguien más allá a tus familiares o amigos, y no quedar expuesto al ridículo más universal o como aquel que no hizo nada. Yo aplaudiré al que lo intenta y animaré al que quiere intentarlo.

forgotify1

Enfocando al olvido en espectro musical siempre tendremos presentes a varios tipos de olvido. El “olvido hit” es el cantante que hace una canción que se convierte en un temazo que no dejará de sonar durante los próximos siete meses en las radio fórmulas más grandes del mundo para convertirse más tarde en un vago recuerdo del qué fue de ese cantante. También está el “olvido talent show” basado en el hombre, mujer, niño o niña que quiere ser una estrella y que su estrellato termina cuando termina el talent show.

Por último está el olvido más agónico y mudo que existe en este mundo “olvido nunca te he oído” en donde el cantante o grupo sabe que esto es lo que le gusta, de lo que quieren vivir pero que apenas tienen hueco en el feroz mundo musical y que por eso se desvanecen entre tabernas y pubs de mala muerte.

Este último tipo de olvido ha sido el eje central de una estupenda aplicación que sacará como mínimo una pequeña sonrisa a sus usuarios por la originalidad de la idea: Forgotify.

Forgotify es una aplicación web que reproduce aleatoriamente las millones de canciones que no han sido reproducidas en Spotify y que buscan su primera vez.

forgetify

Con el lema: “Vamos a darles nueva vida con nuevos oídos” Forgotify espera dar la primera oportunidad aquellos artistas que no pueden caer en el olvido y que bien merecen su huequecito en una lista de reproducción.

Los autores de Forgotify estiman que hay cerca de 4 millones de canciones en Spotify que nunca han sido reproducidos aunque quiero pensar que las canciones que Forgotify selecciona son aquellas que tienen menos de mil reproducciones. La novelería de escucharse uno mismo y compartir tu disco en Spotify con medio pueblo es una tentación muy difícil de evitar.

KHEKPCsD_400x400

Echando cuentas y estimando que una canción dura de media 3 minutos y que supusiéramos que a partir de este momento no sale ningún disco a la venta, el tiempo que puedes pasarte salvando a artistas del olvido es de unos 22.8 años aproximadamente (12 millones de minutos, 200 mil horas, 8334 días o 22,8 años).

Con suerte, tu aportación durará menos si los 40 millones de usuarios que tiene Spotify decidiesen escuchar al menos 0.3 minutos de cualquiera de las canciones que aparece en Forgotify.

Es una aplicación que merece mucho la pena ojear y escuchar a los artistas que te proponen porque me parece una iniciativa realmente original y que da esa oportunidad que merecen TODOS los artistas sin la necesidad de caer en el olvido sin ser oídos.

Hasta que los pulsos Paren, lo nuevo de Turmalina

Hoy voy a salir de mi zona de confort y hablar sobre el álbum de un grupo español, Turmalina. Presentan su nuevo disco “Hasta Que Los Pulsos Paren” con temas muy agradables y entretenidos. Algunos como “Fuego en las Ruinas”, que para mi, el mas destacado por su ritmo, entusiasmo y energía que derrocha en el ritmo, sonido y letra. Otros como “Epicentro”, con un tema personal, para mi imprescindible, como es el desarrollo personal que esta muy bien llevado, tanto con el sonido y el ritmo.

Turmalina
Fotografia de Marisa Contreras Jímenez

Estos y otros temas del álbum están llenos de sentimientos y emociones con las que no identificaremos y lugares remotos a los que nuestra imaginación nos hará viajar irremediablemente, lugares donde suenan como banda sonora.

Destacar entre los integrantes del grupo la vocalista, Ángeles Jiménez, que tiene un registro muy atractivo y melódico.

Un grupo con el que disfrutarás cada uno de sus temas y no olvidarás tan fácilmente.

Desde El Rasgador, deseamos a Turmalina que tenga una prospera carrera y se le reconozca como se merece en el mundo musical.

ENTREVISTA A NACHO CAMINO: NO ESTOY SEGURO DE QUE LA FELICIDAD COMPLETA SEA POSIBLE

Parte de la letra de Political Incorrectness: las hembras ya no quieren como antes. ¡que gran razón! Antes era más difícil llevártelas al huerto pero la que caía luego se quedaba, incondicionalmente, hoy en día no aguantan nada (Broma). En la sociedad en la que vivimos, ¿Está de moda ser políticamente incorrecto?

Esa letra es de Luis Alberto de Cuenca, quien, además de un extraordinario filólogo y poeta, fue letrista de la Orquesta Mondragón y Secretario de Estado con Aznar. No se me ocurre nada más políticamente incorrecto. No sé si está de moda, pero, si así fuera, eso eliminaría automáticamente todo indicio de incorrección. Piénsese en el “punk“, que ahora es poco más que una corbata vistosa de Vivienne Westwood.

nacho biggs
Foto de Yolanda Camino

Otro tema de letra genuina y admirable con acompañamiento melódico ideal es Lo vuestro es imposible. Me enamoró la primera vez que lo escuché ¿costó mucho componerla? ¿Has conseguido alguna vez algo que te pareciera imposible?

Gracias. No mucho, porque la historia la tenía al alcance de la mano. Y en cuanto a la melodía, mi pretensión original era sonar tan grave como Stephen Merritt, del que acababa de escuchar sus “69 love songs“. Con el tiempo, subimos el tono de la canción y emergí de las profundidades. Sé muy bien que la mayoría de retos son imposibles para mí. Por lo tanto, prefiero concentrarme en ese pequeño porcentaje de cosas a las que puedo aspirar, armado, eso sí, de muchísima paciencia.

Percibo muchas referencias literarias a lo largo del disco ¿Han sido influyentes para ti a la hora de componer? Balzac, Beauvoir…

Y muchas más. Pero en una canción pop sólo son una buena influencia si se las despoja, en lo posible, de literatura.

¿A qué se dedica Nacho Camino cuando no está creando temas o componiendo?

A enseñar música a adolescentes. Como es lógico, después de un esfuerzo semejante, sólo me quedan energías para ver películas en el portátil o tomarme una cerveza en el barrio de El Arenal con la maravillosa Rose.

_MG_3380 B&W
Foto de Rafael Moreno Tena

Eres de Sevilla, ¿Cómo ves el panorama musical por allí? ¿algún grupo emergente que te haya llamado la atención?

Soy de Oviedo, en realidad, aunque llevo trece años en Sevilla. El panorama, visto desde cierta distancia, parece atractivo. Grupos que tocan bien y hacen buenos discos. Productores excelentes. Pero a medida que uno se acerca comprueba que lo único auténtico del paisaje son los individuos talentosos que lo habitan. Todo lo demás es un escenario de cartón piedra, donde los grupos se exhiben a cambio de nada ante un público inexistente. Esto obliga a que los músicos se enrolen hasta en cuatro o cinco bandas al mismo tiempo, para ver si así hay manera de sacarle partido al oficio. Llega un momento en que público y grupos son un todo indiscernible, que, en función del concierto, se disgrega para ocupar uno u otro lado del escenario. Con contadas excepciones, de gente como nosotros se espera que toquemos gratis, quizá porque nunca dejamos de ser “emergentes”, “independientes” o cualquier otra etiqueta zarrapastrosa que quieran asignarnos. Por lo demás, yo siempre he sido fan de Pinocho Detective.

Volviendo al disco quiero destacar la variedad instrumental que exhibe el disco ¿Qué tiempo tardó la producción del disco? ¿Dónde grabasteis?

Cinco meses, desde el primer día hasta la mezcla final. Pero, en realidad, hubo muchas interrupciones, por causas de fuerza mayor. Quizá no fueran más de dos o tres semanas en total, ya no me acuerdo. Grabamos en los estudios Sputnik de Jordi Gil: garantía de trabajo bien hecho.

Éramos tan felices que hasta quisimos arruinar el futuro. Esta frase define bastante la tendencia de las letras en casi todo álbum: felicidad que va pasando a cruda realidad y termina en negación o pesimismo (porque la realidad es así) ¿Estás de acuerdo? ¿Tiene relación con la carátula del disco? (Felicidad en uno mismo pero rodeado de realidad que no es siempre felicidad)

La carátula del disco es obra del gran Manuel Muñoz, que conocía bien el repertorio del disco. Así que habría que preguntarle a él. No estoy seguro de que la felicidad completa sea posible. Ni siquiera me parece aconsejable. Conviene conservar algún elemento de insatisfacción, por dos razones: por ser el motor de la inteligencia humana y porque el futuro, en el largo plazo, no mejora las cosas. Sobre el particular, me voy a permitir recomendar un libro de Roger Scruton, Usos del pesimismo, que, precisamente, previene contra los peligros de la falsa esperanza. Un hombre, por lo demás, muy políticamente incorrecto.

Nunca hemos sido modernos LP (PORTADA)
Portada del álbum de Manuel Muñoz

¿Cuál de las dos debe sentirse más orgullosa con su tema: Rose o Teresa?

Supongo que Rose, pues la Teresa de la canción es la santa abulense de las moradas del alma. Y tengo entendido que las santas tienen por costumbre evitar cualquier clase de envanecimiento.

Me lo imaginaba. Para terminar la entrevista simplemente darte las gracias por vuestro tiempo y comentar por último que otro tema que yo veo muy marcado en el disco es el tema del Hablando del futuro ¿Hay próximo disco en proceso? ¿Tenéis algún evento o concierto en las próximas fechas?

Gracias a vosotros. Si es cierta mi premisa de que el futuro no mejora las cosas, me da miedo responder a esta pregunta. Canciones, hay. Pero ya me gasté casi todos mis ahorros en el primero. Así que habrá que esperar la recuperación económica. Lo que puedo asegurar es que será completamente distinto de “Nunca hemos sido modernos”. Probablemente, le pegue una patada al taburete de pianista y me pasee por el escenario diciendo cosas incomprensibles en medio de un paisaje de ruido y furia. Todo muy moderno. Quién sabe. Dado el panorama descrito, no solemos frecuentar los escenarios. Y no por falta de ganas, pues no conozco experiencia más satisfactoria que subirse a uno. De momento, sólo tenemos una fecha confirmada para la primavera. Creo que es tiempo suficiente para practicar unos cuantos pasos de baile mientras llegan nuevas ofertas de trabajo.

LA RAÍZ DE NATALIA LAFOURCADE

Desde el año 2000 hasta nuestros días han pasado muchas cosas y sobre todo, tiempo. Quince años han dado para vivir un efecto dos mil, ver caer las torres gemelas, cambiar dos veces de papa, ver abdicar al rey, ganar un mundial de fútbol y otros cientos de acontecimientos importantes. Pero muy pocos se acordarán de que en “el 2000 Marta era una lombriz” y que, quien cantaba ese tema, Natalia Lafourcade, apenas podía imaginar que los quince años que han pasado desde su primer éxito a el último han cambiado su pop envasado en madurez musical.

Parte de esa madurez viene del disco homenaje que hizo a Agustín Lara en la que un gran elenco de  artistas invitados mujer divinacompartía temas del prolífico compositor junto a Natalia. Mirar hacia atrás y trabajar con temas de los años treinta y cuarenta reflejan la profunda admiración de esta artista por los compositores patrios que no quiere que se pierdan en la memoria de sus paisanos.

Este disco recupera con la lírica de Natalia Lafourcade los empolvados temas en preciosas canciones recompuestas para esta generación. Farolito, Morir y renacer, Amor de mis amores, Oración Caribe, Piensa en mí o Aventurera, son algunos de los temas que componen Mujer Divina, la mujer en la que siempre pensó Agustín Lara en sus obras.

El último disco de Natalia Lafourcade, Hasta la raíz, es el mejor ejemplo de la madurez demostrada por esta artista. Poco o nada se parece su primer single en el 2000 al tema que da título al disco.

Hasta la raíz, la canción, marca los pasos apurados y exhaustos que se necesitan para ver todo ese paisaje onírico en el que habita la canción. Vives el tema hasta que éste te aparta con el cese de su ritmo y te devuelve a la realidad, sin palabras. Antes de huir engalana el ambiente con esos destellos de luz que ella tanto busca y que, para cuando quieras darte cuenta, está sonando Ya no te puedo querer.Hasta la raíz Tenue tema que aporta la melancolía de un amor irreconciliable que, sin duda, no puede ser mejor cantado. Para que sufrir es lo sumamente suave como para dejarse llevar por la levedad de las maracas que suenan de fondo.

Mención más que especial para Nunca es suficiente, que nos demuestra a una reivindicativa y sincera Natalia y que nos confirma que lo que estamos escuchando es majestuoso. El álbum en sí no abandona en ningún momento ese ambiente melancólico y nostálgico que nos envuelve en Te quiero ver y que despide al pasado con hermoso ritmo caribeño en Lo que construimos. Estoy lista se realza con notas de agradecimiento por lo vivido y sirven para recuperar las fuerzas suficientes para reconocer que en No más llorar hemos oído la madurez de Natalia Lafourcade.

Precioso disco que nos deja ver más allá de Natalia Lafourcade y que nos demuestra que es una gran artista reflejada en la preciosidad de las letras, el registro tan variado que puede abarcar y los ambientes que crean sus sonidos.

Hasta la raíz es sin duda el fruto de un gran trabajo y a que Natalia en el 2000 no era una lombriz, sino un gusano de seda que se ha convertido en mariposa y que, ahora, vuela.

Los Templeton: “Somos una banda tan numerosa y poliédrica que, al final, lo único que cuenta es que todos seamos felices con el resultado”

Esto que tenemos aquí es un hito. Espero que nos superemos en un futuro, pero hoy por hoy esta es la banda más importante (sin desmerecer a los demás) que ha pasado por este blog. Quizás es porque somos fans acérrimos desde el momento en que los escuchamos  o porque se han tomado la molestia de escribirnos a pesar del lío de la preparación del disco nuevo, pero estamos muy felices de publicar esto. Os dejo con la entrevista. Responde Álvaro.

Bueno, ante todo, queremos saber como es el nuevo disco. Entre el primero y el segundo se nota un cambio, en el primero erais más clásicos, guitarras y batería y el segundo más pop, con arreglos de violín y teclados. Por el hecho de que el segundo es autopublicado. ¿Sonáis más a vosotros mismos (o a como queréis sonar) en el segundo que en el primero?

Sonar a nosotros mismos es una quimera que seguimos persiguiendo. Nos gusta pensar que el cruce entre los senderos musicales de cada uno de los miembros es precisamente nuestro sonido.  Hay veces que el cruce está más señalizado y otras que no hay un mísero ceda el paso. Somos una banda tan numerosa y poliédrica que, al final, lo único que cuenta es que todos seamos felices con el resultado. Es la única guía que hemos tomado en nuestros dos discos anteriores y en el que viene.

Sobre este te puedo avanzar que hay nuevas vías en ese cruce. Notaréis, de nuevo, un cambio pero hay muchas constantes que siguen ahí: el afán melódico,  seguimos trabajando mucho los arreglos y las armonías de guitarras, los sintetizadores, la obsesión por los pequeños arreglos aquí y allá… en cuanto a novedades podría decirse, sin duda, que una de las claves del disco es que hay nuevos ritmos,  algunos definitivamente bailables.  O el tratamiento de la voz, más en el centro y con menos coros. Hay cuerdas pero van por otros derroteros menos sinfónicos que en El Murmullo. Es más psicodélico, más oscuro y tiene un carácter más cercano a  los 70-80´s que los discos anteriores. También juega a menudo con elementos del pastiche o de los lugares comunes tratando de meterlos en nuestro modo de ver las cosas.

¿Qué metas os habéis marcado para este nuevo disco, hay una evolución creativa como en los anteriores? ¿Y en el futuro?

detalle_1356

La meta era hacerlo rápido y con pocos elementos. Queríamos ver qué éramos capaces de hacer en un periodo de tiempo corto, al contrario que los discos anteriores cuya composición se alargo años, especialmente Exposición Universal. Hemos pretendido grabar sólo lo que pudiéramos tocar los siete, pero al final nos hemos dejado llevar un poco por el estudio y por los arreglos que se le iban ocurriendo a Paco o a nosotros. La sensación con este nuevo disco es que somos mucha gente tocando poco…lo cual lleva a una densidad similar a los anteriores en los que éramos menos gente tocando mucho, pero el camino es diferente. En resumen,  hemos conseguido satisfacer los presupuestos que llevábamos a medias pero el resultado nos encanta. El futuro es una incognita, naturalmente.

¿Qué os gustaría hacer musicalmente pero todavía no se os ha presentado la ocasión, como por ejemplo tocar en el Wembley Arena o colaborar con Pete Townshend?

Creo que lo que más nos apetece que aún no hayamos hecho es ir a Iberoamérica. Luego, cada uno tendremos nuestros sueños, como es natural. Si tengo que hablar por mí diría que no proyecto mucho más allá de tocar en sitios chulos y conocer a artistas a los que admiro…por suerte, eso se va cumpliendo.

Habéis fichado por Sones. ¿Cómo os han convencido para fichar por ellos? En otras entrevistas habéis dicho que esperábais encontrar a alguien que confiara en Templeton. Viendo lo bien que os ha ido con la autoedición, deben de haber sido muy convincentes.

Pues esa confianza que mencionas es la clave. Tomamos el camino de la auto edición porque teníamos la sensación de estar en un punto en el que solo nosotros teníamos fe en la banda… o eso nos parecía. Las maquetas de El Murmullo anduvieron rondando por diversos sitios y debe de ser que eran muy malas porque nadie se interesó en firme. Pero la auto edición es engorrosa y se comenten muchos errores…por suerte no cometimos demasiados. Así que teníamos muy claro que si alguien nos entraba del modo correcto lo íbamos a valorar. Además, una discográfica llega a sitios a los que tú no llegas y eso también hay que tenerlo en cuenta. De Sones nos gustaba su catálogo, los artistas que tenían y cómo hacían las cosas. Su interés por nosotros nos pareció genuino y desde que estamos en el sello nos hemos sentido arropados y valorados, así que miel sobre hojuelas.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación? ¿Habéis vuelto a apostar por el formato analógico?

Grabamos en analógico y editamos en digital, lo mejor de ambos mundos. El curro de Paco ha sido clave. Llegamos con un puñado de canciones bastante enfiladas y otras nada en absoluto. Paco ha cogido el timón muchas veces, ha hecho y desecho y ha creado el ambiente para que Templetonnosotros también le echáramos imaginación. Por suerte, tenemos una gran sintonía con él, tanto personal como musical y ha estado guiándonos y poniendo paz en nuestra habitual discusión cuasi-continua. Es tan buen psicólogo como productor… que ya es decir. En cuanto a nosotros, desde mi punto de vista, la sensación de la grabación ha sido de pim-pam-pum, de velocidad en el volcado de ideas y ejecución, generalmente. Lo cual contrasta con lo plácido de la estancia en sí, básicamente hemos ido de la cama a la mesa y al sofá con pequeños viajes a la pista de basket a echar las flemas.

¿A qué temen Templeton de verdad? Me valen fobias, manías o inseguridades, de hecho, mejor, a la gente le gusta la carnaza.

No puedo hablar por el resto del grupo en una materia tan íntima pero, yo que sé, supongo que, como banda, le tenemos miedo a disgregarnos, a perder la ilusión o las ganas de estar juntos, que es el único motor que tenemos. Yo personalmente le tengo bastante miedo a la enfermedad y a los fenómenos paranormales, sean del tipo que sean… aunque me fascinen y ocupen mi pensamiento la mayor parte del tiempo.

¿Hay algún plan para editar las canciones de Hora de aventuras? Sería un puntazo, porque a no ser que tengas los DVDs o te las bajes de internet los capítulos no hay forma de conseguirlos. Seguro que muchos padres (y yo) lo comprarían.

Pues supongo que acabaremos haciéndolo más tarde o más temprano. Desde luego, es algo que ya se ha puesto sobre la mesa. El cómo, el qué y el cuándo es un misterio aún.

A la música la faltaría algo sin el sonido de…

¿A la nuestra? ¿O a la música en general? A la nuestra, sin el sonido de latas de cerveza abriéndose. A la música en general, pues también.

Ya sé que la época dorada de ABBA, France Gall o Sandie Shaw ya pasó pero… ¿Tocaríais en Eurovisión si se os presentara la ocasión? ¿Y de un reality tipo la voz o basura similar?

Definitivamente no.